Comunicado a la opinión pública 

 

El día domingo 25 de noviembre de 2018 las mujeres del cauca hicimos historia. Más de 2000 mujeres negras, indígenas, campesinas, urbanas y LBTI decidimos salir de nuestros territorios, para caminar las calles y gritar: ¡Ni una menos!. Logramos movilizarnos para decir basta y para manifestar nuestro grito de protesta en contra de todas las formas de violencia que nos han atravesado y han apagado nuestra voz.

 

Después de caminar juntas con el corazón ensanchado y la rebeldía a flor de piel afirmando que nuestros cuerpos no son de ninguna manera territorio de violencia o discriminación, después de afirmar que nuestras luchas son porque vivas nos queremos; vemos con profunda indignación y gran tristeza que en la madrugada del 26 de noviembre en el municipio de Villa Rica lugar donde realizamos nuestro cierre de movilización, municipio que nos recibió para que manifestemos nuestros motivos de protesta y nuestras propuestas para construir una sociedad más justa donde podamos vivir en igualdad, equidad y libres de violencias. En ese mismo lugar, unas horas después de finalizada nuestra jornada de movilización la vida de Angela María Mezú Lucumi fue apagada, su luz y su sonrisa ya no está entre nosotros, lamentamos que Angela sea un caso más de feminicidio perpetrado por quien fuera su compañero sentimental.

 

Con la fuerza que nos otorga hacer parte de un movimiento que es cada vez más grande y que en manifestaciones como las del 25 de noviembre (Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer) afirmamos y declaramos que juntas somos poderosas y que la memoria de Angela María Mezú Lucumi será un aliciente para seguir construyendo y luchando por una sociedad libre de violencias hacia las mujeres y los territorios. Nuestros cuerpos no son campos de batalla. No se puede seguir asesinando y cegando las vidas de las mujeres.

 

Afirmamos, ahora más que nunca, que nuestra protesta es porque vivimos en una sociedad que no nos protege, que nos llama a la conciliación para evitar sancionar al victimario y que culpa a las mujeres por su forma de vestir, por caminar en la noche y por decidir sobre su cuerpo. Exigimos que sea reconocido nuestro derecho a una vida libre de violencias. Exigimos que el caso de Angela María Mezu Lucumi no quede en la impunidad. Exigimos que las instituciones, las autoridades étnicas, las y los funcionarios públicos, cumplan con sus deberes y obligaciones para prevenir, atender y hacer seguimiento a las violencias hacia nosotras, nuestros cuerpos y nuestros territorios.

 

Ahora más que nunca:Angela María Mezú somos todas! Que paren ya los feminicidios! seguimos caminando la palabra, diciendo juntas de nuevo: Ni Una Menos!

 

Tejido Mujer ACIN, Mujeres Diversas, Fundación Empoderarte, Corporación Ensayos para la Promoción de la Cultura Política, Asociación Municipal de Mujeres ASOM, Sindicato de Defensoras y Defensores de Derechos Humanos de la Defensoría del Pueblo SINDEHEP, Corporación Mujer, Niñez y Juventud norte caucana, Res de Mujeres del Norte del Cauca REDMUNORCA, UAFROC, La Tonga, Casa del Niño, Colectivo Afrofemenino Venga que Si Puede, Red de Mujeres Políticas en Expansión y Asociación de Consejos Comunitarios del Norte del Cauca ACONC y Proceso de Comunidades Negras PCN.

Teléfono:

(057)(1) 3382133

Dirección:

Calle 30a No. 6 - 22

Corporación EnsaySíguenos:

 

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • YouTube Social  Icon

© 2014 por www.imagologo.com

© 2016 por Corporación Ensayos

 

Contador de Visitas