La Mesa que Sí se reunió en Quito fue la del Movimiento Social

28 de octubre de 2016

Tomado de: Lanzas y Letras

Con la intención de acompañar el inicio de las negociaciones del Gobierno con el ELN, pero sin paralizarse tras el anuncio frustrado, delegaciones de la sociedad civil dijeron lo suyo a través de un comunicado que difundimos a continuación.

 

La suspensión por parte del Gobierno Nacional del inicio de la fase pública de negociaciones con el ELN, que incluía como primer punto de su agenda la participación del movimiento social, no desalentó a los y las delegadas del movimiento social que se llegaron hasta la capital ecuatoriana.

 

Tras horas de deliberación, decidieron elaborar un documento público. Para darlo a conocer convocaron a rueda de prensa en la Casa de la Cultura de Ecuador. Integraron una mesa de vocerías los siguientes representantes (por el orden en que aparecen en la foto):

Richard Moreno Rodríguez (Delegación Étnica de Paz), Diana Gómez (Movimiento de Víctimas, Movice), Higinio Ovispo (secretario general de la ONIC)

Marylén Serna (Comisión de Impulso de la Mesa Social), Sebastián Quiroga (Vocero Nacional del Congreso de los Pueblos), Diva Sandoval (Movimiento Social de Discapacidad). También fueron parte de las vocerías Ricardo Herrera, presidente del Coordinador Nacional Agrario (CNA) y Laura Cortés, del Colectivo Voces para la paz (refugiados colombianos en Ecuador).

 

El siguiente es el texto que fue presentado por las delegaciones:

 

Quito, 27 de octubre de 2016

 

La sociedad colombiana y sus diferentes organizaciones ante la suspensión de la instalación de la Mesa Gobierno-ELN, comparte las siguientes consideraciones:

 

-La sociedad colombiana considera que nuestro deber y derecho de participación en la construcción se vuelve realidad también con nuestra presencia en Quito para hacer parte del proceso de negociación,

 

-Lamentamos la suspensión del acto de instalación, al cual nos habíamos sumado viajando a la ciudad de Quito un grupo plural de vocerías de diferentes expresiones de la sociedad colombiana, entre ellos las personas colombianas refugiadas en Ecuador,

 

-Las liberaciones previas y los diferentes gestos y declaraciones de las partes transmitieron un mensaje de esperanza y optimismo que hoy vemos truncado de manera temporal. Llamamos a las partes al cumplimiento de los gestos humanitarios que hayan asumido para la instalación de la mesa,

 

-La sociedad colombiana y sus diferentes organizaciones se ofrecen como mediadores y/o facilitadores para contribuir a superar eventuales crisis del proceso, poniendo a la disposición de las partes todos nuestros esfuerzos y capacidades,

 

-La sociedad continúa trabajando en el fortalecimiento de una propuesta de participación en la construcción de paz que esperamos poder entregar a las partes, esto dentro del espíritu de participación contenido en la agenda hecha pública en marzo de este año en Caracas,

 

-Las dificultades del proceso son, desafortunadamente, parte del proceso. Corresponde a las partes de la mesa y a la sociedad, la gestión más adecuada para que sean superadas. Es necesario que aprendamos de estos obstáculos, entendiendo que el proceso supera las dificultades presentes,

 

-Uno de los problemas que evidencia la actual crisis es la falta de mecanismos de comunicación entre las partes, y entre éstas y la sociedad. La participación y la legitimidad del proceso dependen de un flujo de comunicación respetuoso, oportuno y transparente,

 

-Esperamos que las formas y espacios de participación de la sociedad sean más precisos, de tal manera que recojan el espíritu al que nos invita Gobierno y ELN, en la agenda propuesta en marzo de 2016,

 

-Todos estos hechos refuerzan la necesidad de que el proceso se acompañe de un cese al fuego y de hostilidades entre el gobierno y el ELN, con el fin de fortalecer la legitimidad del proceso, aumentar la confianza entre las partes y proteger a la población civil.