Solidaridad con la Profesora Rita Laura Segato 
en Defensa de los Estudios Feministas y de Género

La Escuela de Estudios de Género expresa rechazo a la censura de la que fue objeto recientemente nuestra colega Rita Laura Segato, a propósito de su Conferencia sobre el Feminismo Decolonial en la Pontificia Universidad Católica de Minas Gerais. La profesora Segato, una reconocida docente e investigadora del Departamento de Antropología y de la Cátedra UNESCO de Bioética de la Universidad de Brasilia fue acusada de ser “una activa promotora de la ideología de género en una de sus versiones más radicales”. 

20 de abril de 2016

La censura contra lo que estos sectores reaccionarios llaman “la ideología de Género” no es un hecho aislado. Coincide con la presentación de algunos proyectos de ley en Brasil que prohíben la enseñanza de la “ideología de género” en los colegios y con otras actividades promovidas en distintos lugares del mundo por sectores conservadores y grupos católicos fundamentalistas que han buscado presentar los estudios feministas y de género como una teoría al servicio de una ideología.  Esta cruzada, defiende un orden “natural” de género, como una verdad absoluta y rehúsa entender la feminidad y la masculinidad como normas culturales sujetas a variaciones históricas 

 

Desde la Escuela de Estudios de Género invitamos a firmar la carta de apoyo a la Profesora Rita Segato y a manifestar solidaridad a la Pontificia Universidad Católica de Minas Gerais, el Grupo Interdisciplinar de Pesquisas Feministas de Investigación y todas las personas de la institución que han sido acusadas de promover la “ideología de género”. Este intento de distorsión del contenido del pensamiento y de las actividades en que ha estado implicada la Doctora Segato es un retroceso en relación con lo propio del espacio universitario: libertad de pensamiento y posibilidades de producir y debatir conocimientos plurales. Las acusaciones, descalificaciones e intimidaciones no promueven el debate académico, lo clausuran. 

 

Afirmamos la importancia de defender el trabajo de nuestra colega, y el de todos los ámbitos de producción de Estudios Feministas y Género, de procesos inquisidores como el descrito.